Tarta mousse de crema con galletas de canela {sin lactosa y sin horno}

Tarta mousse de crema con galletas de canela
Ya tenemos aquí el verano, me encanta, siempre y cuando no nos martirice el calor como en los últimos años. Aún así es una estación bonita y lo mejor de todo, ya queda menos para mis vacaciones :)

Por si las moscas, yo ya voy pensando en recetas fresquitas como esta tarta mousse de crema con galletas de canela que es una delicia, de sabor exquisito, muy cremosa, sin lactosa y sin horno. La vi en el blog de Raquel hace mucho tiempo y la tenía en pendientes hasta que en el primer cumpleaños del nene de mi sobrina me decidí a prepararla.

Aunque no necesita horno, no es una tarta rápida, pero el resultado es tan espectacular que os aconsejo que la probéis. Es una tarta perfecta para el verano, nada pesada y muy fresquita.

Evidentemente, no tengo foto del corte, pero os podéis imaginar lo buenisima que está.

¿Vamos con el vídeo?




Ingredientes para un molde de 18 ó 22 cm


- Para la base

200 g de galletas de canela (pueden llevar trazas)
75 g de margarina vegetal

- Para la crema pastelera

300 ml de leche sin lactosa
1 rama de canela
1 corteza de limón
50 g de azúcar
20 g de harina de maiz Maicena
2 yemas de huevo
1 cucharadita de vainilla en pasta

- Para la mousse

100 g de galletas de canela 
500 ml de nata sin lactosa
150 ml de leche sin lactosa
3 cucharadas soperas de azúcar
6 hojas de gelatina

- Para la decoración

canela molida 
1 galleta de canela partida 


Cómo hacer una tarta de crema con galletas de canela


Comenzamos por la base:

- Molemos las galletas y las mezclamos con la margarina haciendo una pasta que repartiremos por la base de un molde desmoldable.

- Metemos en el congelador.

Continuamos con la crema pastelera:

- Ponemos en un cazo la leche con la canela, la vainilla y la corteza de limón. Cuando empiece a hervir, apartamos.

- Batimos las yemas con el azúcar y la maicena, añadimos poco a poco la leche aromatizada y mezclamos bien.

- Volvemos a poner en el cazo a fuego medio y batimos con unas varillas hasta que espese.  Dejamos enfriar tapada con film bien pegado a la superficie para que no forme costra.

Preparamos la mousse: 

- Hidratamos en agua las hojas de gelatina durante unos minutos.

- Apartamos un poquito de leche, calentamos y deshacemos aquí la gelatina bien escurrida.

- Montamos la nata y reservamos.

- Trituramos el resto de la leche, las galletas y el azúcar.

- Mezclamos el triturado con la crema pastelera y añadimos la nata poco a poco, con movimientos envolventes para que no se baje.

- Vertemos la mezcla sobre la base de galleta y dejamos en la nevera durante al menos 4 horas.

Terminamos con la decoración:

- Cuando esté cuajada, pasamos un cuchillo alrededor y desmoldamos. 

- Espolvoreamos con canela y decoramos con una galleta partida por la mitad o como más nos guste.
Tarta mousse de crema con galletas de canela
Probad esta tarta porque la váis a repetir muuuuchas veces, ya me contaréis.
Hasta la semana que viene,
Rosa.