Roscón Reyes de chocolate relleno de nata | sin lactosa





Roscón de Reyes de chocolate relleno de nata #sinlactosa
Si, ya sé que estamos todos hasta arriba de roscones y de dulces varios, pero no podía dejar de publicar este roscón de chocolate relleno de nata sin lactosa que hice para el Día de Reyes. Me da mucha penita que se quede en borradores hasta el año que viene y además, así lo añado a la recopilación que publiqué el domingo con todos los roscones del blog.

Este año me he pasado cuatro pueblos, lo sé. Ya que vamos a morir todos de sobredosis de azúcar, que sea a lo grande jajaja. No os tengo que decir lo rico que estaba, madre mía qué pasada. El roscón en si no es nada dulzón, al llevar chocolate en polvo sin azúcar y el toque de café. La cobertura y la decoración le dan el dulzor justo para hacerlo espectacular.
Roscón de Reyes de chocolate relleno de nata #sinlactosa
Salió un roscón enorme y como sólo nos comimos un trocito por persona, sobró bastante. Repartí a partes iguales, porque en mi casa hoy ya no queda ni un gramo de azúcar. Volvemos a la vida sana, sé que me va a costar un poco, pero con fuerza de voluntad y ejercicio lo conseguiremos.

No tuve tiempo ni ganas de hacer vídeo, pero os lo voy a explicar con todo detalle para que os quede perfecto cuando lo hagáis. Guardaros la receta para el año que viene que os va a gustar mucho, sobre todo si lo van a comer niños, a mis sobrinos les encantó y no dejaron ni las migas.




Ingredientes


- para el prefermento

50 g de harina de fuerza
16 g de levadura fresca de panadería
10 g de azúcar
30 g de leche sin lactosa tibia

- para la masa del roscón

3 huevos L + 1 para pintar
70 g de mantequilla sin lactosa derretida
1 cucharadita de vainilla
10 g de amaretto
40 g de leche sin lactosa tibia
20 g de café
80 g de azúcar
todo el prefermento
400 g de harina de fuerza
50 g de cacao en polvo sin azúcar
4 g de sal

- para el relleno

500 ml de nata de montar sin lactosa 35 % de matria grasa
4 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharadas soperas de queso de crema sin lactosa

- para decorar

1/2 tableta de chocolate puro Valor al 52 % de cacao
50 nl de nata de montar sin lactosa
bolitas de 3 chocolates


Cómo hacer un roscón de chocolate relleno de nata sin lactosa


- Primero hacemos el prefermento mezclando en un bol la harina con el azúcar, le desmenuzamos la levadura y añadimos la leche tibia (cuidado que no esté muy caliente o estropeará la levadura y no subirá).

- Encendemos el horno a 50ºC, apagamos y dejamos dentro el prefermento en un bol tapado con film durante 1 hora.

- Ahora vamos con la masa. Comenzamos batiendo los huevos ligeramente, la mantequilla derretida, el amaretto, el café y la leche tibia.

- Si tenéis panificadora, volcáis los líquidos en la cubeta. Si no es así, continuamos en el bol.

- Incorporamos el azúcar, el prefermento, la harina, el cacao en polvo y la sal.

- Mezclamos bien, pasamos la masa a la mesa enharinada y amasamos hasta que la masa esté lisa, brillante y elástica. 

- Si lo váis a amasar en la panificadora, como ya teníamos los líquidos en la cubeta, añadiremos ahora los sólidos y ponemos el programa que sólo amasa, en la de Lidl es el número 7 y dura 15 mn.

- Cuando la masa esté lista, tanto si es a mano como en panificadora, la pasáis a un bol amplio engrasado y la tapáis con film o un paño y la dejáis dentro de la nevera hasta el día siguiente.

- Lo ideal es que preparéis el prefermento por la tarde, amaséis por la noche y dejéis la masa en la nevera toda la noche.

- Cuando saquemos la masa de la nevera por la mañana, debemos dejar que alcance la temperatura ambiente antes de continuar. La masa debe haber triplicado su tamaño, si no es así, encendéis el horno a 50º C, lo apagáis y dejáis la masa dentro hasta que suba, yo necesité 2 horas más.

- Pasado este tiempo, sacamos la masa del bol, formamos una bola y hacemos el agujero metiendo los dedos por el centro y dando vueltas en el aire para que se agrande del propio peso de la masa.

- Con las cantidades que os he dado, sale un roscón bien grande. Podéis dividirlo en dos y hacerlos más pequeños si queréis.

- Lo pasamos a la bandeja del horno, encima de un papel o tapete de silicona y vamos remetiendo de fuera hacia dentro para que nos quede bonito. Yo puse un bol de boca abajo en el centro para que no se cerrara el agujero en el siguiente levado.

- Tapamos con un paño y dejamos levar de nuevo. Para ganar tiempo, yo enciendo el horno a 50ºC, lo apago y dejo dentro la masa. De esta forma, igual en 1 hora lo tenéis listo. Estos tiempos son aproximados, depende de la temperatura ambiente pueden cambiar. 

- Sacamos, pintamos con huevo batido y horneamos a horno precalentado a 170º C durante 25 mn. Yo no le quito el bol del centro para que no se cierre el agujero, pero hay que asegurarse de que aguanta la temperatura del horno. Sacamos el roscón y dejamos enfriar.

- Montamos la nata bien fría (dejamos previamente 15 mn en el congelador) y cuando esté casi lista, añadimos 4 cucharadas soperas de azúcar y 2 cucharadas soperas de queso crema. Así nos quedará mucho más firme.

- Preparamos la cobertura derritiendo en el micro a golpes de 30s el chocolate troceado con la nata líquida.

- Partimos el roscón por la mitad con un cuchillo de sierra, rellenamos con la nata montada, tapamos y decoramos con la cobertura de chocolate y, cuando aún esté caliente, con las bolitas de chocolate variadas por encima. Tened en cuenta que las de chocolate blanco y las de chocolate con leche son meramente decorativas para los intolerantes a la lactosa.

- Guardamos en la nevera para que se enfríe la cobertura y sacamos 15 mn antes de consumirlo.

Roscón de Reyes de chocolate relleno de nata #sinlactosa
El domingo volveré con nueva receta, esta vez prometo que sea sana para ayudaros a desintoxicar el cuerpo de tanta azúcar. 

Besitos,
Rosa.

No te pierdas...


 

2 comentarios

  1. Qué bonito te quedó Rosa, y diferente, me parece que siempre apetecen más las cosas cuando, aún estando hasta el gollete, te las ponen por delante con esta pinta tan fabulosa. Sin ser yo muy golosa, ni chocoadicta, si me dices que lleva un toquecito de café, ya me tienes en el bote, así que si te queda un trozo congelado, guárdame por si acaso, que me lo como sin pensarlo dos veces. Y la dieta, ya veremos, que el año es largo, Jajajaja...
    Besos y feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Rosa, ni te imaginas lo que significa irme a la cama y haber visto tu roscón de chocolate justo antes. Muy rico y bonito. Me lo llevo también al recopilatorio y allí estarán todos juntitos.
    Besos.

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre el alma y tus comentarios este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.