Pollo al horno con jengibre y miel

Buenos días, empezamos semana con un pollo al horno un tanto diferente, diferente por el sabor que le aporta el jengibre y la miel.

Últimamente, he empezado a utilizar el jengibre en algunas comidas, como en este pollo o en una mermelada de manzana que publicaré otro día y que quedó sensacional.

Hay que tener cuidado de no pasarse en la cantidad pero, en su justa medida, el jengibre aporta un sabor interesante y, además, tiene muchas propiedades.

Contiene un aceite esencial, el gingerol, que le da propiedades: aperitivas, digestivas, carminativas (gases), circulación, antinflamatorio, antipirético, antiséptico, laxantes, expectorantes, dolores de garganta, gripes, refriados, es bueno para los problemas cardiovasculares, colesterol, artrosis, ayuda a quemar grasa, cansancio o estrés.

Así que habrá que darle una oportunidad ¿no os parece?






Ingredientes


1 bandeja de muslos de pollo o 1 pollo entero

50 gr de mantequilla (yo, margarina de soja)

3 dientes de ajo

1 cebolla

25 gr de miel

1 cucharadita de jengibre molido
sal
pimienta negra molida
25 ml de vinagre de vino (yo, vinagre de manzana)
patatas pequeñas


Cómo hacer pollo al jengibre


En una sartén calentamos la mantequilla y echamos los ajos cortados en láminas. 
Antes de que empiecen a coger color apartamos del fuego y añadimos la sal, el jengibre molido, la miel, la pimienta y el vinagre.
En una fuente para horno, colocamos la cebolla cortada en juliana y las patatas en trozos. Encima ponemos el pollo que habremos salpimentado y sofrito un poco antes. Cubrimos con la salsa.
Introducimos en horno precalentado a 200ºC con ventilador durante 30 mn, damos la vuelta y dejamos 30 mn más.
Una comida barata, rápida y además, sana.

Rosa.