Croquetas de espinacas con queso sin lactosa

Otra semana que comienza, esta vez con unas croquetas de espinacas que son mi propuesta para Memòries d'una Cuinera, que este mes nos pedía elaborar "Tapes".

Y qué mejor tapa para acompañar una cervecita que unas ricas croquetas.




Ingredientes



1/2 cebolla

1 bolsa de espinacas cortadas
2 vasos de leche sin lactosa
55 g de margarina sin lactosa
55 g de harina (sin glúten para celíacos)
100 g de queso rallado o en tacos sin lactosa
sal, pimienta, nuez moscada
aceite de oliva para freir


Cómo hacer croquetas de espinacas con queso sin lactosa


Cortamos la cebolla pequeñita y la sofreímos en aceite de oliva.
Cuando esté bandita, añadimos las espinacas, tapamos y dejamos cocer a fuego medio.

En una cazo derretimos la margarina, añadimos la harina y damos una vueltas para que se tueste y pierda el sabor a crudo.
Apartamos del fuego, vertemos la leche y removemos con unas varillas hasta que se integre bien y desaparezcan los grumos.
Volvemos a poner al fuego y, sin dejar de remover, esperamos a que espese.

Ponemos el queso y dejamos que se derrita.
Incorporamos el sofrito de cebolla y espinacas a la bechamel, sal pimienta y nuez moscada.
Pasamos esta preparación a una bandeja y dejamos entibiar.
En este momento ya podemos guardar en la nevera para que enfríe del todo.

A mí me gusta esperar unas horas para que la masa coja la consistencia adecuada para poder manejarla.
Cuando vayamos a formar las croquetas nos vendrá muy bien un truco que me enseñó mi madre, nos untamos las manos con unas gotas de aceite de oliva y así no se nos pega la masa.
Vamos formando bolitas o les damos forma alargada, como más nos gusten.

Las pasamos por huevo y pan rallado.
En una sartén, ponemos abundante aceite de oliva y, cuando esté caliente, freímos las croquetas que luego pasamos a un plato con papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Estas croquetas tienen un sabor muy suave, si queremos aumentar su sabor, podemos cambiar el tipo de queso y utilizar uno más curado o incluso un queso azul, Gorgonzola o Roquefort.
Los intolerantes a la lactosa tendremos que conformarnos con los que existen en el mercado, que afortunadamente cada vez son más.

Este mes me ha gustado mucho el título del precioso relato que acompaña el post: "A beure i a menjar, mesura has de posar", o sea, "Al beber y comer, mesura has de poner".
Así que, ya sabéis, de estas croquetas, sólo una tapa.
Rosa.

30 comentarios

  1. Pues sí, si nos vamos de tapeo no pueden faltar unas croquetitas y estas de espinacas y queso me parecen toda una delicia así que ya te voy a estar pillando un par para el almuerzo jajaja

    besazos

    ResponderEliminar
  2. buenos dias!! me encantarian, espinacas y queso nunca falta en casa, esos bocaditos de croqueta estna para coger y ni parar, delicia!
    besines

    ResponderEliminar
  3. Estupendas croquetas que nos has preparado en esta ocasión!!! A estas horas de la mañana me tienes con la boca hecha agua!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. Menuda propuesta de tapa ¡me apunto!
    ¿A qué hora dices que se toma el aperitivo?

    B7ssss y buena semana

    ResponderEliminar
  5. Lo de la margarina sin lactosa lo acabo de descubrir ahora! NO sabía que existía y me viene muy bien porque mi padre es algo intolerante, no a lo bruto pero no le conviene tomarla.

    ResponderEliminar
  6. Que croquetitas más deliciosas, me llevo unas para el aperitivo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ya me estás enviando aunque sea un par. Me gusta mucho la espinaca y en croquetas todavía no la he usado. Estás que no paras. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van para alla unas croquetillas Marisa, gracias por tu visita. Un beso.

      Eliminar
  8. Que ricas se ven! Me encantan las espinacas, tendré que probar esta receta. Besotes! Gaby de Las Cosas Ricas de Gaby

    ResponderEliminar
  9. Riquísimas, las espinacas me fascinan y ésta receta es genial!
    Un beso grande y feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esmeralda, espero que las pruebes y me cuentas. Bss.

      Eliminar
  10. Yo quiero una! Que buena pinta, me encantan estas croquetitas... Un beso guapa.

    http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Hola Rosa, lo que más me gusta de estas croquetas es el colorcito verde!! me parecen tan bonitas y apetecibles, sin duda una buena receta.. Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Qué pinta tienen esas croquetas, sobre todo la que has puesto que se ve el interior, me ha dado un subidón tremendo. Acabo de cenar espinacas rehogadas con ajito simplemente y luego le he echado un huevo para hacer un revuelto rápido. Pero viendo ahora tus croquetas me ha dado una envidia grande, qué pena no haberlas visto antes. No importa otra noche las hago.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro Mari, otro día las pruebas y verás qué ricas. Bss.

      Eliminar
  13. ¡Me encantan las croquetas de espinacas! Es que es una verdura que me gusta muchísimo, así que estas croquetas en mi cocina son habituales. ¡¡Una receta de lujo!!
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  14. Uff, no sé yo si podría poner mesura con estas croquetas. En casa nos encanta la espinaca, sobre todo a mi marido. Cuando preparo croquetas de espinaca es capaz de comerse una docena y eso que no les pongo queso... Las voy a probar así.
    Un besete Rosa!

    Susana [Muchomasquecupcakes]

    ResponderEliminar
  15. Qué pinta más buena Rosa, espinacas y queso casan tan bien!!
    Y no, no tenemos naaaaada de mesura a la hora de comerlas, jajaja...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. De que sirve todo eso sin lactosa si le pone leche????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, he estado revisando los ingredientes y se me olvidó especificar que era leche sin lactosa, un despiste por mi parte. Gracias.

      Eliminar
  17. Fíjate que no soy amante de las espinacas pero en croquetas me encantan...
    Me parece tu propuesta sensacional.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  18. Boníssimes! Les d'espinacs són de les meves preferides, i més si porten formatge i si són aptes per a intolterants a la lactosa. Un deu.

    ResponderEliminar
  19. Rosa me pasa como Alicia no me gusta mucho las espinacas pero creo que asi me las comería sin rechistar.
    Me ha encantado la receta
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  20. Hola guapísima!! nos conocimos en el colaborativo de cocas y cuando visite tu blog me encanto!!! y esta receta me la quedo para hacerla yo, ya que tiene que estar buenísima, me quedo como seguidora tuya para ver que se cuece por tu cocina, saludos desde recetasdulcesweet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, que bien que estés por aquí. Un beso.

      Eliminar
  21. Qué croquetas más ricas. Me apunto la receta porque quiero hacer croquetas de espinacas para la peque.
    besos

    ResponderEliminar
  22. como me gustaría tener estas croquetas para cenar Rosa!!! Muchas gracias por participar en Memòries d'una cuinera. Besos

    ResponderEliminar
  23. Jajajaj, yo se las hacía de pequeña a mi hija ( ella no es intolerante, eso si) y le decía que eran las croquetas de Popeye y que si comía muchas tendría de mayor los ojos verdes, que yo los tenía verdes porque de pequeña comía mucha verdura...la de croquetas de Popeye que comió!!! y ahora me dice... cómo me engañabas, que los ojos no me cambiaron de color y qué poco me gustaban...ahora hasta las come crudas en ensalada!!! qué cosas... Un abrazo y yo me apunto a croquetear, que se ven de lo más!!!

    ResponderEliminar
  24. Vaya tela Sonsoles, como eres jajaja pobre niña, menudo chasco se habra llevado de mayor.

    ResponderEliminar

Tus comentarios alimentan mi blog, muchas gracias por dedicarme tu tiempo.
Si quieres hacer cualquier consulta, estaré encantada de responderte.
Besos,
Rosa.