Tarta de queso y violetas sin lactosa

Hace tiempo que tenía pendiente hacer esta tarta y por fin le ha llegado el turno. La preparé para el día de la madre y fué un éxito total, por no hablar de lo bonita que es, con ese color que le aportan los caramelos Violetas.

Había leído que estos caramelos sólo se encontraban en Madrid y que la gente los encargaba por internet, pero un día que fuí a Valencia y pasé por "La Casa de los Caramelos", entré y allí estaban. 

La tarta mousse de Violeta la he visto en muchos blogs, en realidad no sé quién la hizo primero, pero no me gustaba la cantidad de nata que llevaba.

Yo la he convertido en una tarta de queso, (le he puesto menos nata y más queso de untar) y el resultado nos ha encantado.




Ingredientes


- para la base


150 gr de galletas sin lactosa

60 gr de mantequilla o margarina sin lactosa

- para la crema de queso


2 tarrinas de queso de untar sin lactosa

200 ml de nata de montar sin lactosa

150 gr de caramelos Violetas
150 ml de leche sin lactosa
6 hojas de gelatina neutra
1 cucharada sopera rasa de azúcar

- para la cobertura

150 g de agua
50 gr de caramelos Violetas
2 hojas de gelatina

Cómo hacer tarta de queso y violetas sin lactosa



Trituramos las galletas y mezclamos con la margarina. 
Repartimos por la base del molde, apretamos bien y reservamos en la nevera.
Calentamos la leche y disolvemos en ella la gelatina. Cuando se temple, trituramos junto con el queso de untar.
Pulverizamos los caramelos en la picadora.
Montamos la nata, añadimos 3 cucharadas soperas rasas de azúcar y el polvo de caramelos Violetas.
Mezclamos con el queso y vertemos en el molde, sobre la base de galleta.
Guardamos en la nevera.
Mientras tanto preparamos la cobertura.
Pulverizamos en la picadora 50 gr de caramelos Violetas.
En un cazo calentamos el agua y, cuando empiece a hervir, incorporamos el polvo de caramelo y las hojas de gelatina bien escurridas (las habremos hidratado previamente en agua fría).
Pasamos a un cuenco y dejamos enfriar.
Cuando ya la tarta haya solidificado un poco, vertemos con cuidado la gelatina de Violetas y volvemos a introducir en la nevera durante 3 ó 4 horas para que esté bien firme antes de desmoldar.
Adornamos con unos cuantos caramelos por encima y servimos bien fría.
Rosa.