Roscos fritos de Semana Santa | sin leche

 Roscos fritos #sinleche #sinlactosa

Buscando alguna receta de Semana Santa, pensé que nada mejor que los roscos fritos. En casa de mis padres, no podían faltar los roscos fritos en cantidades industriales, nos duraban un par de semanas, guardados en una fiambrera gigante, que teníamos para la ocasión.

Desayuno, roscos. Merienda, roscos. Me apetece algo con el café, roscos. Aquello era un no parar, qué ricos recién hechos y al pasar los días, como se asentaban un poco, los mojábamos en la leche y estaban igual de buenos. 

La receta de mi madre lleva la medida en cucharadas y harina la que admita. Pensé en hacer esa misma, pero cometí un error. Se me pasó ponerle la leche y no me di ni cuenta hasta que me puse a editar la receta.

Al no ponerles leche la textura es diferente, quedan más crujientes y nos han gustado tanto que tenía que publicarlos si o si. Esta receta es ideal para alérgicos a la proteína de la leche de vaca, no hay mal que por bien no venga.
 
En el blog tengo otros roscos fritos tiernos y esponjosos, con zumo de naranja. Los que os traigo hoy no tienen nada que envidiarles, ya me contaréis si los probáis. Os dejo también el vídeo con el paso a paso y os invito a visitar mi canal de Youtube, donde podéis suscribiros completamente gratis.


 Ingredientes para 40 roscos


3 huevos
6 cucharadas soperas rasas de azúcar por cada huevo
6 cucharadas soperas rasas de aceite de oliva suave por cada huevo
1 chupito de anís
ralladura de 1 limón
1 sobre de levadura para bizcochos
550 de harina, aproximadamente
aceite de girasol para freir 
azúcar y canela para rebozar

Cómo se hacen


- En un bol cascamos los huevos, los batimos y vamos incorporando el resto de ingredientes, 18 cucharadas de azúcar, 18 cucharadas de aceite de oliva suave, la ralladura de limón, la levadura para bizcochos y la harina. 

- Mezclamos con una cuchara de madera al principio, después continuamos con las manos. La masa debe quedar algo pegajosa, pero que podamos manejarla.

- Cojemos porciones, damos forma de bolita, introducimos el dedo índice en el centro para hacer un agujero y estiramos hacia fuera formando los roscos.
 
- Ponemos al fuego una sartén honda con abundante aceite de girasol. Cuando esté caliente, freímos los roscos sin dejar que se doren mucho o se endurecen. 

- Los sacamos a un plato con papel de cocina para que escurran el aceite y antes de que se enfríen, los pasamos por azúcar y canela.

Roscos fritos #sinleche #sinlactosa

Roscos fritos #sinleche #sinlactosa

Vuelvo el martes con un post especial de "Recetas de Semana Santa", con ideas para estos días de fiesta que se avecinan.

Besos,

Rosa.

5 comentarios:

  1. Me encantan los rosquitos y pronto voy a hacerlos ,son sinónimos de S santa en mi casa
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Mi madre era la que se encargaba de hacerlos todas las S. Santas, ahor me toda a mi, ya es muy mayor y no está en condiciones, pero no faltan nunca en mi casa los roscos fritos de la abuela. Los tuyos se ven delicioso. Bs.

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias por la receta! Nunca he intentado hacer roscos por mi cuenta, pero tal vez los prepararé este año.

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre el alma y tus comentarios este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.