Brochetas de rape, piña y langostinos con jengibre y leche de coco

Ya vamos apurando los últimos días del mes de septiembre y hemos dado la bienvenida al otoño. Este año lo he cogido con ganas, porque el calor de este verano parecía no tener fin y con la humedad que hay en Valencia, se hace bastante pesado.

De todas formas, aquí todavía hace muy buen tiempo y apetecen comidas como la que os traigo hoy, sencillas, rápidas y con pocas calorías.

El rape es un pescado que me gusta, tiene una textura diferente a otros pescados y presentado en brochetas queda muy resultón.





Ingredientes para 8 brochetas



1 cola de rape
16 langostinos frescos
2 rodajas de piña natural

1/2 litro de leche de coco sin azúcar

1 cucharadita de jengibre

salsa de soja

1 vaso de cous-cous
2 vasos de agua
aceite de oliva y sal

Cómo hacer Brochetas de rape, piña y langostinos con jengibre y leche de coco


Cortamos el rape en trozos y lo ponemos a macerar, junto con los langostinos pelados, en la leche de coco a la que añadiremos 1 cucharadita de jengibre.
Dejamos macerando un par de horas, como mínimo.
Preparamos el cous-cous siguiendo las instrucciones del envase, para 1 vaso de sémola necesitaremos 2 vasos de agua. Reservamos.

Encendemos la plancha y, mientras se calienta, montamos las brochetas alternando rape, langostinos y trozos de piña.
Ponemos un hilito de aceite en la plancha y  espolvoreamos un poquito de sal. Hacemos las brochetas por los dos lados. No debemos dorarlas demasiado para que el pescado no quede seco.

Servimos el cous-cous en el fondo del plato, encima las brochetas y un chorrito de salsa de soja. También podéis acompañarlas con una ensalada o arroz blanco, eso al gusto de cada uno.

Nos vemos el jueves, sed felices.
Edito la el post para contaros que esta receta ha ganado el premio de Canal Cocina "Recetas saludables con Isasaweis". El premio era su libro, espero traeros estupendas recetas inspiradas en él.

Rosa.