Pan de leche súper tierno | sin lactosa





Pan de leche súper tierno #sinlactosa #xavier barriga
¿Os habéis parado a pensar porqué algunas las personas son más blanditas que otras? Se les ve más frágiles porque a la mínima les sale la lagrimilla. Pero a veces engañan, símplemente saben exteriorizar mejor sus sentimientos, es bueno dejar salir las penas y las frustraciones para que no te ahoguen.

Tener la apariencia de persona fuerte no siempre es fácil y al final pasa factura, porque los nervios acaban por salir de una u otra forma, en vez de lágrimas salen enfermedades autoinmunes, noches sin dormir y ansiedad.

El otro día leí una frase que me encantó, "los barcos no se hunden por el agua que les rodea, se hunden por el agua que entra en ellos. No permitas que lo que sucede a tu alrededor se meta dentro de tí y te hunda".

Y después de esta reflexión, una que se ha levantado hoy sensiblona, voy a hablaros de un pan de leche súper tierno, súper blandito. Sí, como esas personas a las que se les sale la lagrimilla, pero en pan 😊
Pan de leche súper tierno #sinlactosa #xavier barriga
Para el reto #ElPanPerfecto de este mes que organiza Marga, he echado mano de uno de mis libros de cabecera, "Bollería" de Xavier Barriga. sus recetas siempre salen perfectas, es un genio de las masas. No podía ser menos con estos panecillos de leche sin lactosa.

Mi hijo mayor se puso las botas, le dió por rellenarlos con crema de cacao y se los tuve que esconder 😂 dice que eran como los bollicaos y mira que los hice grandes, pero estos jóvenes tienen un saque que ni te cuento. En el libro, Xavier los hace más pequeñitos, como los que se utilizan para aperitivo.

He utilizado la panificadora para amasar los panes, pero podeís usar la amasadora que tengáis sin problema. ¿Vamos con el vídeo? Si os apetece, estaré encantada de que os suscribáis a mi canal para que no os perdáis nada de nada.






Ingredientes para 9 panecillos grandes ó 18 pequeños


500 g de harina de fuerza
10 g de sal
20 g de miel + 40 g de azúcar (ó 70 g de xilitol de abedul)
150 g de huevo (3 medianos)
60 g de mantequilla sin lactosa
110 ml de leche sin lactosa
35 g de levadura fresca
1 huevo para pintar los panes

Cómo hacer pan de leche súper tierno sin lactosa


- Calentamos la leche sin lactosa 30 s en el micro y deshacemos en ella la levadura. Vertemos en la cubeta de la panificadora. Echamos los huevos batidos, la miel y la sal. Por último, la harina de fuerza y el azúcar.

- Programamos sólo amasado, en mi panificadora de Lidl el número 7 que dura 15 mn. Pasado este tiempo, añadimos la mantequilla sin lactosa derretida y volvemos a programar 15 mn más.

- Cuando termine, nos quedará una masa elástica y manejable, la dejamos levar dentro de la panificadora durante 1 hora.

- Sacamos la masa y la desagasificamos sobre la encimera enharinada. Dividimos en porciones de 100 g ó 50 g, 9 ó 18 panecillos, depende del tamaño que nos interese (los míos son de 100 g)

- Damos forma redonda a las porciones remetiendo la masa hacia dentro, después las estiramos con el rodillo y las enrollamos como un cilindro, remetiendo las esquinas hacia dentro.

- Pintamos con huevo batido con una pizca de sal y les hacemos unos cortes con una cuchilla afilada. Los dejamos levar en un sitio cálido durante otra hora. Yo enciendo el horno a 50ºC, cuando está caliente lo apago y meto los panecillos dentro, en la mitad de tiempo los tengo listos.

- Horneamos a horno precalentado a 220ºC, calor arriba y abajo, durante 12 mn.
Pan de leche súper tierno #sinlactosa #xavier barriga
Cualquier duda que tengáis me lo decís en los comentarios, también podéis encontrarme en FacebookTwitterGoogle +YoutubePinterest o Instagram.

Hasta pronto,
Rosa.

No te pierdas...

 



4 comentarios

  1. Buena reflexión y buenos los bollitos, merece la pena hacerlos, a mi nietos les encantaron. besinos

    ResponderEliminar
  2. Rosa, estos bollitos se ven tan esponjosos como unas nubecitas! Qué ricos con crema de cacao! De seguro van bien con todo, son deliciosos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado unos panecillos maravillosos, que pintaza Rosa!! Lastima de uno en estos momentos para mi desayuno, seria una gozada empezar el día con ellos..Besss

    ResponderEliminar
  4. Rosa, pues sí que has hecho una buena reflexión. Nunca viene mal recordar que somos solo humanos.
    Tus panecillos superricos y muy esponjosos. Intentaré hacerlos pronto. Creo que si los congelo para un caso de emergencia pueden echarme un cable para cualquier desayuno dominguero.
    Lo dicho, superricos
    Besos

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre alimenta el alma y tus comentarios alimentan este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.