Mejillones tigre

Mejillones tigre #sinlactosa #singluten
No me gusta la nueva normalidad. Seguro que muchos de vosotros estáis de acuerdo con esta frase, pero yo misma no estoy del todo segura. No me gusta la pérdida de libertad, el simple echo de no poder hacer una cosa, hace que me entren unas ganas tremendas de hacerla. Sé que todo esto es temporal y que si todos ponemos de nuestra parte, poco a poco vamos a vencer al virus y podremos retomar nuestra vida.

Pero hay cosas de la antigua normalidad, que no quiero que vuelvan. No quiero aglomeraciones, no quiero centros comerciales, no quiero atascos ni contaminación, no quiero playas atestadas de gente llenas de sombrillas que te tapan las vistas y muchas cosas más que no echo para nada de menos.

El Covid-19 me ha obligado a replantearme muchas cosas, la vida nos pone pruebas que nos hacen cambiar y madurar. Todo pasa por algo y creo que este virus ha sido una llamada de atención de la naturaleza, un grito de auxilio del planeta y estaríamos locos si no lo escuchásemos.

Después de desahogarme un poco con vosotros, voy con la receta. Hoy es el último domingo de mayo y toca publicación para el #Asaltablogsinvisible para terminar la temporada. A mí me ha tocado asaltar a Azúcar en mi cocina que, como su nombre indica, es un blog eminentemente dulce, con algunas recetas saladas.

Yo, para llevar la contraria, he elegido una receta salada, unos mejillones tigre que me traen muchos recuerdos, porque la última vez que los comí fue en Cullera, en una terracita con vistas al mar. Parece mentira que una cosa tan tonta me parezca tan maravillosa, esta es una de las cosas buenas que me ha dejado el Covid-19, ahora aprecio más las pequeñas cosas de la vida.
Cullera / Rosa Romero
Los mejillones tigre son una tapa de las que ahora llaman viejuna, a mi eso no me importa porque no pueden estar más buenos. Van rellenos de bechamel y un picadillo hecho con cebollita pochada y mejillones al vapor. Si no los habéis probado, ya estáis tardando porque no sabéis lo que os perdéis.

Dejo aquí debajo el vídeo con el paso a paso de estos mejillones tigre sin lactosa y os invito a suscribiros a mi canal de Youtube, donde podréis estar al tanto de todo lo que publique por allí.






Ingredientes


1 malla de mejillones de 1 kg
1/2 limón
1 cucharada sopera de mantequilla, mantequilla sin lactosa o vegetal
1 cucharada sopera de aceite de oliva
2 cucharadas soperas colmadas de harina de trigo o harina sin gluten
1 vaso de leche tibia, leche sin lactosa o vegetal
sal, pimienta y nuez moscada

- Para rebozar

1 huevo
pan rallado o pan rallado sin gluten

Cómo hacer mejillones tigre


- Ponemos los mejillones ya limpios en una olla, con unos trozos de limòn y pimienta. Tapamos y ponemos a fuego medio hasta que se abran.

- Cuando se enfríen un poco, les quitamos una de las conchas y apartamos la molla del mejillón que cortaremos pequeñita.

- Picamos la cebolla y la sofreímos en una sartén con la mantequilla y el aceite de oliva. Añadimos los mejillones bien picaditos y mezclamos.

- Echamos la harina, damos unas vueltas y añadimos la leche poco a poco, sin dejar de remover. Salmipentamos y echamos también un poco de nuez moscada.

- Pasamos cada concha primero por huevo batido, después por pan rallado y sofreímos en aceite bien caliente.

- Servimos inmediatamente para que no se enfríen.
Mejillones tigre #sinlactosa #singluten

Mejillones tigre #sinlactosa #singluten
Volvemos a vernos el domingo, besitos.
Rosa.

No te pierdas...


 



7 comentarios

  1. Hola Rosa,
    Comprendo que elijas una receta salada, para empezar con esta nueva normalidad (que a mi tampoco me gusta) tenemos que salir con menos kilos, ja, ja.
    Esta es una tapa que pruebo de tanto en tanto, no soy muy amante de los mejillones, pero así preparados me los como sin problema. Muy buena elección.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pues tienen una pinta muy buena, la verdad es que en casa no quieren saber nada de los mejillones por lo que ni los compró, solo los disfruto cuando salgo de casa...y bueno últimamente poquito. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Un picoteo de los que te dejan buen sabor de boca, nunca los he probado, pero la pintaza es de aúpa!
    un besito

    ResponderEliminar
  4. A mí tampoco me gusta la nueva normalidad, yo quiero que tengamos la antigua. Se me hace todo muy extraño y estresante a la vez! Pero bueno.. habrá que adaptarse, porque esto va para largo! En cuanto a tus mejillones, están muy ricos y quedan ideales para tomar como tapita acompañados de una cervecita o refresco! Gran asalto guapísima! Besotes mil!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los mejillones rellenos.......me voy a animar a hacerlos de nuevo al ver los tuyos¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  6. Rosa, ya te dije que según voy cumpliendo años valoro más la tranquilidad, pienso como tu con el tema de las aglomeraciones. Y bueno, estamos todos un poco más reflexivos ultimamente con todo este tema....

    Y bueno, sobre la receta...yo siempre la he conocido por mejillones rellenos, que es como le dice mi madre jajaja aprendí que eran mejillones tigre cuando llegué a Madrid :P Ese rebonazo tiene una pinta espectacular.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Rosa estos mejillones eran un clásico hace muchos años, pero es de esos aperitivos que no pasan de moda, siempre apetecen. Estos que has hechos tienen una pinta espectacular....y me has dejado con ganas de volverlos a probar.
    Buen asalto.
    Un bst.

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre el alma y tus comentarios este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.