Empanada de hojaldre y boloñesa sin lactosa

Ya ha terminado el mes de agosto y con ello las vacaciones de muchos de vosotros. Vuelta a la rutina y a la vida normal, en el fondo se agradece un poco de orden en los horarios y en las comidas ¿verdad? 

El blog también vuelve a la normalidad, aunque algo más relajado. Los lunes habrá publicación fija y, si tengo algo especial que contaros o algún reto a la vista, haré alguna entrada extra.

 Y comenzamos el mes de septiembre con una empanada de hojaldre. 

El relleno de esta empanada es una boloñesa buenísima, ya la preparé en estos macarrones y en esta pizza y el resultado nos encantó.

Así que ya nos podemos imaginar cómo está de rica, digo imaginar porque la verdad es que no la he probado. Sí, que no os miento, que no la he probado.

La preparé tempranito para la cena y mis hijos quisieron probarla enseguida, porque el olor que salía de la cocina era delicioso.

Cuando me di cuenta, se la habían comido toda. Como os lo cuento, sólo quedaban las migas. Menos mal que ya le había hecho la foto para enseñárosla.

Así que doy por supuesto que estaba buenísima, ¿no os parece?.




Ingredientes


1 lámina de hojaldre (sin glúten para celíacos)
25 gr de queso rallado sin lactosa
1 huevo

- para la boloñesa

125 gr de carne picada (mitad cerdo y mitad ternera)
1/4 de cebolla
1 zanahoria pequeña
1 diente de ajo
1/2 lata de tomate triturado
1 cucharadita de mostaza
1 hoja de laurel
sal, pimienta y orégano

Cómo hacer Empanada de hojaldre y boloñesa sin lactosa


Primero preparamos la salsa boloñesa sofriendo la cebolla, el beicon y el diente de ajo troceado. Incorporamos la zanahoria rallada y cuando esté blandita, añadimos el tomate triturado, sal, pimienta, orégano y la hoja de laurel.

Dejamos cocer unos 20 mn, hasta que el tomate reduzca el caldo y, en el último momento, añadimos la mostaza.

Dejamos templar la boloñesa y, mientras tanto, preparamos el hojaldre.

Encendemos el horno a 200ºC.

Desenrollamos la lámina y la ponemos encima de la bandeja del horno.

Ponemos la boloñesa en la mitad del hojaldre y tapamos con la otra mitad. 

Encima espolvoreamos el queso rallado. 

Cerramos los bordes con un tenedor y pintamos con huevo batido.

Horneamos durante 25 mn.

Es una empanada que queda crujiente por fuera y muy blandita por dentro. 

Creo que si la repito, la esconderé para que no la vean porque sino, me quedaré otra vez sin probarla.
Nos vemos el jueves con Reciclando Sabores.
Rosa.