Leche condensada sin lactosa

Ya tenía ganas de receta dulce, que la semana pasada han fueron todas saladas y eso no puede ser :)

Hoy os traigo algo que tenía muchísimas ganas de preparar, la leche condensada sin lactosa.

No sé si sabéis que todavía no hay ninguna marca que se haya animado a sacarla a la venta, pero ahora ya nos da igual, porque es tan fácil que a partir de ahora los intolerantes a la lactosa ya podemos disfrutar de ella en nuestro café o en nuestros postres.

Se abre un mundo de posibilidades, si no ya veréis el jueves la receta que he preparado con ella. 

Sólo tiene una pega, que te haces polvo el brazo de tanto remover, pero bueno, así hacemos gimnasia ¿no?

La primera vez que la hice me quedó más espesita, pero en esta ocasión puse el doble de cantidad y me ha quedado un poquito más líquida, no sé muy bien la razón. De todas formas, está muy buena que es lo que importa.





Ingredientes



200 gr de leche sin lactosa
200 gr de azúcar glass
20 gr de margarina sin lactosa

Cómo hacer Leche condensada sin lactosa


Ponemos los ingredientes en un cazo, llevamos al fuego y removemos con unas varillas. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y seguimos removiendo durante 15 minutos.
Apartamos del fuego, batimos con la batidora, dejamos enfriar, rellenamos los botes y a la nevera.
Cuando se enfríe empezará a espesar.
Fuente: La cocinera revoltosa

Hasta el jueves,
Rosa.

27 comentarios

  1. En casa gusta mucho la leche condensada pero no la he hecho nunca.
    Cualquier día los sorprendo.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  2. Me pierde la leche condensada, que bueno! y encima sin lactosa para la gente que lo necesite eso está genial. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Uma receita muito interessante, raramente compro pois acho demasiado doce.
    Já votei o nome já estava lá, boa sorte
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco solía tomarla Sao, pero sólo de saber que no puedes comer una cosa, ya te entran ganas, así que ahora ya la tengo para algún caprichito. Bss.

      Eliminar
  4. Como siempre Rosa una receta estupenda!! se ve deliciosa y lo que dices tu que aunque quede un poquito liquida lo importante es el sabor!, es ideal para el café bombón :) Que tengas mucha suerte con los premios :)

    ResponderEliminar
  5. Nunca imagine que fuera tan fácil de preparar, me gusta la idea de hacerla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me sorprendió que fuese tan fácil, qué suerte.

      Eliminar
  6. Hola Rosa, no soy intolerante ni tan siquiera conozco en mi entorno conozco a nadie que lo sea, pero no por ello me deja de interesar, saber todas esas cosas que se puedan necesitar en un momento dado, en fin nunca se sabe, por otro lado me parece tan rica esta leche condensada que quizás me la hago en casa para probarla pues tiene una pinta para tomarse unos poquitos de cafés bombón con ella, besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre viene bien saber estas cosas, para dar un consejo a alguien que le sea necesario. Gracias por tu visita Concha.

      Eliminar
  7. No puedo creerme que haya llegado aqui cuando a mi hija le acaban de diagnosticar una intolerancia a la lactosa, vamos que me llevo esto desde ya, además tengo la th con eso no tengo que remover ,,,gracias, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, con la maquinita te ahorras el trabajo de remover y seguro que sale perfecta. Bss.

      Eliminar
  8. Todo un básico en cocina y desde luego que maravilla sin lactosa para las intolerancias, genial guapa!!!!
    Besotessss

    ResponderEliminar
  9. Que buena Rosa, mira esta ,me la llevo porque a mi también me sienta mal la lactosa, y se ve deliciosa
    Besinos
    El toque de Belen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Belén, verás como está muy conseguida y encima no nos sienta mal. Bss.

      Eliminar
  10. Era adicta a la leche condensada, para eso mi madre que lo es más, nos crió con ella. Ahora ni la cato. Aunque te ha costado trabajo te vale la pena y seguro que encuentras cómo mejorarla y machacar menos el brazo.
    A la espera de ver qué has preparado. Besos Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, antes había costumbre dar leche condensada a los niños, así estábamos de hermosos jajaja Tú con la thermomix lo tendrías chupado, pero ya sé que no puedes tomarla porque es demasiado dulce. Feliz día guapa.

      Eliminar
  11. Sin lactosa pero igual de buena, no, esta mejor porque es casera.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida amiga, mucho mejor que si sacan la comercial, esta que tu has hecho casera tiene que estar mas rica y sana que ninguna otra. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  13. Pintaza y ganas de hacer esta receta!! Te has ganado mi voto en los premios bitácoras! MICHA SUERTE !

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la receta!! No me había planteado nunca hacer leche condensada pero me parece un recurso excelente para los intolerantes a la lactosa, sobre todo si no hay marcas que lo comercialicen.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Que combinación más rica, tienen que estar estupendos, un beset

    ResponderEliminar
  16. ¿Y se parece el sabor al de la leche condensada comprada? Más que nada porque me parece tan sencilla que no puedo entender que pueda llegar a saber igual... mmm!!!!
    En casa nos encanta a mi madre, a mi tía y a mi pero claro, yo no puedo tomar por la dieta, pero si me gustaría saber hacerla y que sepa igual que la que compramos.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es bastante parecida y para los intolerantes a la lactosa es todo un descubrimiento. Si no tienes intoleracia y la haces con leche normal, seguro que está todavía más buena. Saludos.

      Eliminar

Tus comentarios alimentan mi blog, muchas gracias por dedicarme tu tiempo.
Si quieres hacer cualquier consulta, estaré encantada de responderte.
Besos,
Rosa.