Pan de miel en panificadora

No sé si sabéis que el pan comercial suele llevar entre sus ingredientes lactosa o fructosa, incluso frutos secos o huevo.

Para los que tenemos intolerancias, esto no es ninguna tontería, porque nuestro cuerpo lo nota enseguida y protesta.

Por eso me compré la panificadora, pese a no saber dónde poner tanto trasto, porque necesito saber qué lleva todo lo que como. Qué le vamos a hacer, sensible que es una :)

Y hablando de personas sensibles, os tengo que hablar de Marisa.

Marisa es la administradora de Thermofan, donde podéis encontrar recetas sanas pero ricas y originales.

Y como no sabe estarse quieta, además también tiene otro blog, Recetas BBSS.
Todos los años organiza un Reto de recetas sanas y baratas, este año el tema es el pan casero.

Por eso hoy traigo mi primer pan en panificadora. He practicado mucho con ella hasta que he conseguido que quede como a mi me gusta, con una miga suave  que no se desmorona. 

Con este pan participo en el 5º Reto BBSS






Ingredientes



150 ml de leche semidesnatada sin lactosa
150 ml de agua mineral
2 cucharadas  de aceite de girasol
3 cucharada de miel
1 cucharadita de sal
500 g de harina panificable (El amasadero)
1 sobre de levadura seca de panadería (5,5 gramos)

Cómo hacer Pan de miel en panificadora


Sacamos la cubeta de la panificadora y le ponemos las paletas amasadoras.

Vertemos los ingredientes en el orden en que están escritos, primero los líquidos y la sal y después la harina mezclada con la levadura.

Ponemos la cubeta en la panificadora, enchufamos el aparato a la luz y elegimos el programa nº 1 (si os gusta más esponjoso, el nº 2)

Ahora el peso, 750 g y el tipo de tueste, yo he puesto el medio.

Pulsamos el botón de encendido y a esperar.

Este pan queda de un color morenito por la miel, pero es sólo el aspecto porque no está nada tostado.

Para hacerlo he utilizado los ingredientes de Bloc de recetas, pero cambiando el tipo de harina, no me gusta como queda con harina de fuerza.

Con los consejos de Salomé y los de Marisa, por fin me ha quedado el pan como a mi me gusta.

Si os apetece participar en este Reto panarra, aún estáis a tiempo.

Nos vemos el sábado, día nacional del Bundt Cake.
Rosa.