Dorada a la sal

No hay receta más sencilla que unas doradas a la sal.

Lo mejor es que no están saladas, porque la sal se queda en la piel del pescado, así que los hipertensos no tienen de que preocuparse.

La dorada es un pescado exquisito, de carne suave y delicada.

Aunque en casa somos poco pescaderos, nos ha gustado mucho, es un plato de lujo perfecto para una cena navideña. 




Ingredientes


1 dorada por persona
sal especial para marinar (la suficiente para cubrir las doradas)
1 limón
patatas, cebolla y pimiento verde
aceite de oliva y sal para el sofrito
 aceite de calidad para el toque final


Cómo hacer Dorada a la sal



Primero preparamos la guarnición, yo he acompañado las doradas con unas patatas a lo pobre.

Se cortan las patatas muy finitas y se ponen en una sartén con bastante aceite, la cebolla en juliana y el pimiento verde en tiras.

Se hacen a fuego medio-bajo, con la tapa puesta y, cuando están blanditas, se quita la tapa, se sube el fuego y se doran un poquito.

Reservamos.

Ahora vamos a preparar las doradas. En la pescadería ya nos las habrán limpiado y sólo habrá que poner la mitad de la sal en una bandeja apta para horno, encima las doradas con unas rodajas de limón y el resto de la sal cubriéndolas.
Es un buen truco para saber cuándo están listas las doradas, dejarles el ojo sin tapar.
 Cuando se vuelva de color blanco, ya están hechas. Yo las tuve 30 mn a 180ºC.
Cuando estén listas, les quitamos la piel y sacamos los filetes.

Calentamos las patatas, ponemos los filetes de dorada por encima y un chorrito de  aceite de oliva de calidad para darles el toque final.

Yo utilicé Aceite de Oliva Premium Amanda Selecta, del que ya os hablé la semana pasada.
Más fácil imposible ¿verdad?

Hasta el jueves, feliz semana,
Rosa.

13 comentarios

  1. Ohhhhhh, que rica tiene que estar la dorada preparada de esa manera con sal!!!! Su sabor debe de ser espectacular!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pescado exquisito Sandra, no dejes de probarlo preparado de esta forma, te gustará. Bss.

      Eliminar
  2. Me encantan esas doradas!!
    Por mi cumple mi madre preparó unas y estaban...
    Luego te copiaré la idea de servirlas con patatas
    Y la presentación me ha gustado mucho

    Un beso de Cecilia de Un Postre Para Pantagruel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las acompaño con patatas porque mis hijos son poco pescaderos y así se las comen mejor. Feliz miércoles.

      Eliminar
  3. Te ha quedado un plato exquisito, que rica la dorada así preparada, me encanta.
    Besitos Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también me gusta mucho la dorada y así preparada es muy fácil. Bss.

      Eliminar
  4. Fiz apenas uma vez e gostei muito, o peixe com sabor maravilhoso
    Essa esta perfeita
    bj

    ResponderEliminar
  5. Es una manera riquísima de tomar las doradas ,en casa nos encanta ,la única dificultad que yo veo es a la hora de quitar la capa de sal, ya que forma una costra y hay que esmerarse un poco.
    Te han quedado con un aspecto genial y esas patatitas de vicio.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tenéis razón, a la hora de sacar los filetes si que hay que tener cuidado para quitar la costra de sal que se forma, pero vale la pena el resultado. Bss.

      Eliminar
  6. Facil querida amiga, pero mas deliciosas aun, y las has presentado tan apetecibles que dan ganas de hacerlas mañana mismo, me han encantado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días María, gracias por tus palabras, tan cariñosa como siempre. Un beso.

      Eliminar
  7. Ay Rosa, hoy si que te dejaba el plato pero bien rebañado. Me encantan las Doradas y a la sal me vuelven loca. Hay que pelearse algunas veces con la costra para retirarle bien la sal pegada a la piel, pero vamos, pecta minuta.
    Y el acompañamiento de diez.
    Por cierto, menudas fotos nos sacas hoy, impresionante es poco.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Rosa que rico pescado, a mi me encanta la dorada a la sal, y si tenemos suerte de que sea de pesca extractiva y no de piscifactoría, es un bocado que nunca puedes olvidar. Deliciosa!!! Un beso...

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre alimenta el alma y tus comentarios alimentan este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.