Palos catalanes 2.0

Hoy os traigo la primera receta de mi blog. Si, la primera receta ,pero renovada.
M José de MJ'SEETTOOTH está de sorteo y el lema es "Renovarse o morir".
Se trata de volver a hacer la primera receta de nuestro blog, pero con un toque diferente.

Y esta es la mía, los palos catalanes, unos pastelitos hechos con pasta choux y crema pastelera, cubiertos con caramelo.

En esta ocasión les he cambiado la forma, los he hecho redonditos, y además de la crema pastelera, los he rellenado con frambuesas y espolvoreado con azúcar glass.

La verdad es que están impresionantemente buenos, de una u otra forma, pero como en mi casa gustan mucho los tradicionales, he preparado algunos de los clásicos.




Ingredientes


 - para la pasta choux

125 gr de harina

50 gr de mantequilla (yo, margarina de soja)
3 huevos
1 pizca de sal
1 vaso casi lleno de agua

 - para la crema pastelera

2 vasos de leche sin lactosa o vegetal

5 yemas de huevo
75 gr de azúcar
30 gr de harina
20 gr de Maicena
1 corteza de limón
1/2 palo de canela
1 cucharadita de café de vainilla en polvo

 - otros

frambuesas

azúcar glass

Cómo hacer palos catalanes


Poner el agua a hervir con la mantequilla y una pizca de sal. Cuando empiece a hervir, apartar y echar la harina de golpe, removiendo con una cuchara de madera hasta que forme una bola.

Añadir un huevo, mezclar hasta incorporar y añadir el siguiente, así hasta que hayamos incorporados los tres huevos. Todo esto lo haremos con el fuego ya apagado.

Cuando tengamos la masa, la pasamos a una manga pastelera con boquilla grande y hacemos círculos encima de la bandeja del horno que habremos cubierto con papel o tapete de silicona.

Hay que tener en cuenta que crecen al hornearse y debemos dejar separación entre ellos.

Los ponemos en horno precalentado a 200ºC durante 25 mn, apagamos el horno y los dejamos dentro 2 ó 3 minutos más.

Mientras se enfrían, preparamos la crema pastelera. Reservamos en la nevera.
Con un cuchillo de sierra, cortamos los pastelitos por la mitad y los rellenamos con la crema pastelera ya fría, con ayuda de una manga pastelera. Ponemos encima unas frambuesas y tapamos. Decoramos con azúcar glass.
Si queréis hacerlos de forma tradicional, podéis ver mi primera receta, la verdad es que estos pastelitos admiten cualquier relleno y múltiples decoraciones como podéis ver en esta otra de eclairs, que viene a ser lo mismo pero en francés.

Bueno M José, aquí te dejo mi renovación pastelera, espero que te guste.
Rosa.