Empanadillas de hojaldre y espinacas

Hoy toca receta de aprovechamiento. Como ya sabéis, Marisa y Rosalía tienen un #Reto que trata de eso, de aprovechar lo que tenemos rodando por la nevera, para no tirar nada de nada.
Con ingredientes reciclados se pueden hacer recetas muy ricas, como estas empanadillas de hojaldre y espinacas, que se podrían haber rellenado de cualquier otra cosa, depende de lo que tengamos en ese momento.

Os cuento la historia de estas empanadillas:

Compré una bolsa de espinacas ya cortadas, gasté la mitad en unas lentejas y el resto, ahí se quedó. Al estar ya cortadas, hay que gastarlas pronto, así que pensé en hacer unas empanadillas porque las de espinacas son mis favoritas.

Además, también utilicé unos anacardos que estaban en la despensa y nadie les hacía ni caso.

Para mi gusto, les faltó un poco de relleno, si utilizáis toda la bolsa de espinacas, quedarán mejor, pero yo me adapté a lo que tenía.



Ingredientes para 10 empanadillas



1 plancha de hojaldre (sin glúten para celíacos)
1 bolsa de espinacas cortadas (unos 250 gr)
1 diente de ajo
anacardos
pasas sultanas sin hueso
1 huevo
semillas de sésamo 

Cómo hacer Empanadillas de hojaldre y espinacas



Encendemos el horno a 200ºC.

Sofreímos el ajo laminado en una cucharada de aceite de oliva.
Antes de que coja color, añadimos los anacardos y las pasas.
Cubrimos con las espinacas cortadas y tapamos. No le puse sal porque los anacardos ya llevan.
Cuando las espinacas estén blanditas, apartamos.
Rellenamos las empanadillas que habremos cortado con un cortador redondo o un vaso y sellamos con un tenedor.
Pintamos con huevo batido y espolvoreamos con semillas de sésamo.

Horneamos durante 25 mn.
Hasta la semana que viene, sed felices.
Rosa.