Bombas de patata con sorpresa

Los aperitivos son muy importantes en una comida, porque se pillan con muchas ganas y se disfrutan un montón. Si además los hacemos divertidos y visualmente atractivos, son un verdadero placer.

Estas bolas de patata, con un crujiente rebozado por fuera, llevan una sorpresa dentro: un huevo de codorniz con la yema blandita.

Como son hermosas, con una por persona es suficiente, ya que tendremos más cosas de picar en la mesa.

Yo os recomiendo que las acompañéis de un buen alioli casero, veréis qué ricas.
Además son sin gluten, sin lactosa y bajas en fructosa.




Ingredientes para cuatro bolas


2 patatas medianas de cocer de buena calidad
1 nuez de margarina vegetal
4 huevos de codorniz
1 huevo batido
pan rallado (sin gluten para intolerantes)
aceite de oliva y sal
alioli casero para acompañar

Cómo hacer Bolas de patata con sorpresa


Pelamos las patatas, cortamos en cubos y cocemos hasta que estén blandas.
Colamos, chafamos con un tenedor y añadimos una nuez de margarina y la sal.
Mientras se enfría el puré, cocemos los huevos durante 2 mn.
Ponemos enseguida en agua fría y pelamos.
En la palma de la mano, hacemos un nido con puré de patata, en centro ponemos un huevo.
Cerramos formando una bola y hacemos lo mismo con todos los huevos.
Pasamos la bola por harina, huevo y pan rallado.
Freímos en abundante aceite caliente.
Damos la vuelta a las bolas y dejamos hasta que estén doraditas.
Pasamos a un plato con papel absorbente.
Servimos calientes y acompañadas de alioli casero.

¿Veis como quedan los huevos? Deben quedar así, con la yema poco hecha.

Con esta receta participo en el concurso que ha organizado Frusangar patatas.
Rosa.