Pan rústico sin amasado con semillas de amapola





Pan sin  amasado con semillas de amapola de Iván Yarza
Vuelve el reto #ElPanPerfecto y con él, un pan sin amasado con semillas de amapola que he versionado utilizando la receta del gran Ibán Yarza.

Este mes Marga, de Azafranes y Canelas, nos propuso preparar este pan para el reto, de momento vamos con opciones fáciles para ir practicando, miedo me da cuando se complique la cosa.

Este pan ha sido todo un descubrimiento, es una pasada tanto su elaboración como el resultado. Un pan con una miga estupenda, muy rico y nada complicado. De verdad que os recomiendo que lo probéis porque os va a encantar y vais a quedar de lujo con estas barritas tan molonas.
Pan sin  amasado con semillas de amapola de Iván Yarza
Iván utiliza semillas variadas, yo como tenía un cargamento de semillas de amapola en la despensa vi el cielo abierto, una buena forma de gastarlas, además de las estupendas propiedades tranquilizantes que tienen, que por cierto no me vienen nada mal :)

En el vídeo veréis clarísimo el proceso de elaboración, a mi me ha parecido muy curioso por los cambios de temperatura del horno, pensé que saldría un desastre y nada más lejos de la realidad.

Sino que le pregunten a mi compi Yolanda, su hijo de 14 años disfrutó mucho haciéndolo y más aún con el bocata que se prepararon él y su hermana.

El mes pasado hicimos un pan de soda irlandés muy fácil. Si no lo habéis visto, aquí os dejo el enlace. Vamos con el paso a paso del pan rústico sin amasado con semillas de amapola.





Ingredientes


1/2 kilo de harina de trigo común
325 ml de agua
2 g de levadura seca ó 6 g de levadura fresca
10 g de sal

Cómo hacer un pan rústico sin amasado con semillas de amapola


- En un bol grande ponemos el agua, la harina y la levadura. Echamos la sal y mezclamos con la mano hasta que los ingredientes estén integrados.

- Ahora cogemos un poco de masa, estiramos y plegamos, así 5 veces. Tapamos y dejamos reposar 15 mn.

- Volvemos a repetir los 5 plegados, tapamos y dejamos en la nevera durante 24 horas.

- Sacamos la masa y veremos que ha triplicado su volumen. La sacamos del bol y la ponemos sobre la encimera espolvoreada con harina. - Cortamos a lo largo por la mitad.

- Hacemos una banda de semillas de amapola sobre la encimera, cogemos cada porción alargada y la posamos sobre un paño húmedo, de ahí la colocamos sobre las semillas. Después la llevamos a la bandeja del horno que habremos cubierto con papel vegetal.

- Giramos una punta de la barrita hacia la derecha y la otra punta hacia la izquierda. Repetimos todo el proceso anterior con la otra porción de masa. Dejamos levar durante 1 hora tapadas con un paño.

- El horno lo tendremos caliente a 250ºC y en el fondo pondremos una bandeja. Cuando alcance la temperatura echamos un bol con agua fría en la bandeja, metemos rápido los panes, cerramos el horno y apagamos. Comenzarán a hacerse con el vapor que se crea.

- Pasados 10 mn, encendemos el horno a 200ºC y horneamos durante 20 mn.
Pan sin  amasado con semillas de amapola de Iván Yarza
Nos vemos el próximo miércoles.
Un beso,
Rosa.

No te pierdas...


 

9 comentarios

  1. Me encanta! y más con las semillas de amapola. Esa miga me llama :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda estupendo este pan, lo repetiré sin duda porque ha gustado mucho en casa.
      Bss

      Eliminar
  2. El corte lo dice todo, tanto plegado tiene su misterio y el resultado final es realmente delicioso. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, parece que no pero los plegados hacen su efecto y queda muy bien este pan para lo sencillo que es.
      Bss

      Eliminar
  3. Pues mira que yo también tengo cantidades ingentes de semillas de amapola y no le puse al mío jaja. Te ha quedado espectacular!! Besos!!

    ResponderEliminar
  4. A mi también me sorprendió un montón este pan, está riquísimo. Te ha quedado muy muy bonito.

    ResponderEliminar
  5. menuda pinta tan estupenda que tiene este pan¡¡¡
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  6. Qué rico el pan Casero y como disfrutamos haciéndolo.besinos

    ResponderEliminar
  7. Que bien te ha quedado Rosa, por fuera y por dentro!! De que está rico doy fe porque estaba riquísimo!!
    Ahora a por la focaccia jeje
    Un bst.

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre alimenta el alma y tus comentarios alimentan este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.