Pastel de manzana o apple pie para de San Valentín

pastel de manzana sin lactosa
Hoy una de esas recetas que no puede faltar en el recetario de una amante de la repostería como yo.

El Apple pie es el pastel de manzana americano por excelencia, ese que vemos en todas las pelis y que se toman templado con una bola de helado.

 Y es que es así como se disfruta de verdad, recién hecho, templadito y con el contraste del helado está de impresión.

Yo le he dado un toque especiado con jengibre y canela, me gusta mucho el sabor que dan a los dulces estas especias, las utilicé en los Rollos de canela y también en algunas recetas saladas, como este Pollo al jengibre.

Además le he puesto un corazoncito en el centro de la tartaleta que podéis hacer facilmente con un cortador de galletas o con un cuchillo bien afilado. ¿Verdad que quedan bonitas?
pastel de manzana sin lactosa





Ingredientes para 2 tartaletas de 12 cm ó 1 grande de 20 cm


- para la masa

150 g de harina
1/2 cucharadita de café de sal
100 g de mantequilla sin lactosa muy fría 
cortada en cubitos
3 cucharadas soperas de agua helada
1 huevo para pintar o un poco de leche para pintar


- para el relleno

1 manzana gorda
25 g de mantequilla sin lactosa
1 cucharadita de postre de azúcar moreno
1/2 cucharadita de café de jengibre
1/2 cucharadita de café de canela
2 clavos 


pastel de manzana sin lactosa

Cómo hacer el Pastel de manzana sin lactosa


Ponemos la harina en un bol, añadimos la sal y la mantequilla en cubitos.
Trabajar con las manos, añadir el agua helada para ayudarnos a integrar todos los ingredientes.

No hay que amasar, una vez esté homogénea, la tapamos con film y a la nevera durante 1 hora.

Mientras tanto cortamos la manzana en cubitos pequeños y la salteamos en una sartén con la mantequilla.

Añadimos el jengibre, la canela, el azúcar moreno y los clavos machacados en el mortero.

Pasamos a un bol y reservamos. Encendemos el horno a 180ºC.

Sacamos la masa de la nevera, la dividimos en dos y las estiramos con un rodillo.

Marcamos los círculos con la base del molde y recortamos, que queden un poco más grandes.

Cubrimos con la masa la tartaleta, si el molde no es de silicona lo engrasamos.
Rellenamos las tartaletas con la manzana que hemos cocinado.

Con la otra mitad de la masa sacamos otros dos círculos, cortando en el centro una forma de corazón.

Tapamos las tartaletas y pegamos los bordes. Si hemos dejado el de abajo más grande, podremos sellar mejor los bordes.

Pintamos con huevo para que queden doraditas.

Horneamos durante 25 mn.
pastel de manzana sin lactosa
A ser posible, tomar templados junto con helado de vainilla, aunque fríos también están muy ricos.
pastel de manzana sin lactosa
Esta es la última receta de San Valentín de este año, espero que os haya gustado y os animéis a prepararla, no es nada complicada y quedaréis fenomenal.

Hasta el domingo, vuelvo con Cocinas del mundo y nos vamos a Irlanda.
Rosa.