Salmón gratinado con bechamel de langostinos {sin lactosa}

Salmón gratinado con bechamel de langostinos
Como todas las semanas aquí estoy con una nueva receta. Y no os creáis que no me está costando, no tengo ninguna gana de cocinar, el calor es ya insoportable y se me hace un mundo entrar en la cocina.

Para hacerlo más llevadero, os iré trayendo recetas sin horno, como este salmón con bechamel de langostinos que vi en el libro de Issassaweis y que he gratinado en el microondas.
Salmón gratinado con bechamel de langostinos
Tengo muy pocas recetas con salmón, apenas lo compro porque no nos gusta mucho en casa, excepto si es salmón ahumado y va acompañado de unos deliciosos blinis ummm se me hace la boca agua sólo de pensarlo :)

Iré probando recetas con salmón fresco, como me ha pasado con otras cosas, seguro que al final le cojo el punto y acaba gustándome.

Para hacer este salmón gratinado con bechamel de langostinos, he utilizado la leche Unicla que venía en mi caja Disfrutabox de julio, leche ecológica sin lactosa.

Este mes la caja trae productos muy interesantes, ya estoy impaciente por ver la de agosto. Podéis informaros en su página de las condiciones para recibir esta estupenda caja mensual por sólo 9,99 con el código ROSADULCE.

¿Vamos con la receta?




Ingredientes


4 lomos de salmón
6 langostinos frescos
1 puerro (sólo la parte blanca)
1/2 cebolla pequeña
perejil picado
aceite de oliva
sal y pimienta

- Para la bechamel

1 cucharada sopera de margarina sin lactosa
2 cucharadas colmadas de harina (sin gluten para celíacos)
2 vasos de leche sin lactosa
sal, pimienta y nuez moscada

- Para gratinar

queso curado rallado sin lactosa




Cómo hacer el salmón gratinado con bechamel de langostinos


- Preparamos la bechamel derritiendo en un cazo la margarina, añadimos la harina, tostamos y vamos incorporando poco a poco la leche fría, sin dejar de remover con unas varillas para que no se hagan grumos. Cuando espese, apartamos.

- Quitamos la piel y las espinas visibles al salmón, salteamos en una sartén sin aceite vuelta y vuelta, sólo debe hacerse por fuera.

- Sofreímos en una sartén con aceite de oliva el puerro y la cebolla troceados finamente, cuando estén a punto añadimos la copita de brandy, subimos el fuego y dejamos que evapore el alcohol.

- Añadimos los langostinos pelados, dejamos 1 minuto por cada lado, espolvoreamos con perejil picado y apagamos el fuego. Echamos el sofrito con los langostinos al cazo de la bechamel y mezclamos.

- Cubrimos la base de un recipiente apto para microondas con bechamel, encima los lomos de salmón, encima el resto de la bechamel y espolvoreamos con queso curado rallado.

- Gratinamos durante 10 mn en el microondas a máxima potencia, también podemos gratinarlo en el horno.
Salmón gratinado con bechamel de langostinos
Hasta la semana que viene, 
Rosa.

14 comentarios

  1. Hola Rosa, tienes razón, estos días hace mucha calor, por aquí nos dio una tregua y hoy tenemos un día un poco más fresquito, el salmón me encanta y así preparado tiene que estar fabuloso, que bien te ha quedado, y mira sin horno y tan estupendo y con menos calor en la cocina, una sugerencia que me encanta...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Valencia ya es agobiante el calor y cuesta cocinar, pero con un poco de imaginación conseguimos cositas muy ricas. Besos Esther.

      Eliminar
  2. Pues si Rosa, como cuesta meterse en la cocina con este calor...
    Te ha quedado delicioso el salmón así preparado, tomo buena nota, además nunca cocino en microondas, tendré que probar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es la primera vez que lo hago Eva y aunque el salmón no me va mucho así cocinado está rico.
      Bss

      Eliminar
  3. Rosa no hablemos de calor, que solo de pensarlo me pongo mala.
    En casa si nos encanta el salmón, de cualquier modo, aunque esos blinis con salmón ahumado y un poquito de crême fraîche son una gozada.
    Me gusta tu receta, me recuerda a un plato que pedía en un ristorante italiano muy conocido en Sevilla, y que me encantaba, eran unos crêpes rellenos con bechamel con gambas y salmón, y que era una delicia. quizás lo prepare algún día para compartirlo.
    Por cierto yo también utilizo mucho el microondas para gratinar, el resultado es bastante similar, sin los inconvenientes del calor del horno.
    Unas fotos preciosas, como siempre. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que tenía que estar rico ese plato de creps de salmón, a ver cuando lo publicas para probarlo.
      Besitos Concha.

      Eliminar
    2. Hola Rosa yo no soy de salmón pero a mi hijo le encanta, y me llevo esta receta, para hecersela, que se ve deliciosa. y ademas precisamente llego hoy a casa.
      Besinos
      El toque de Belén

      Eliminar
  4. A mi me encanta el salmón... Hasta el punto que me comería esos blinis de primero y después este que has preparado gratinado que tiene que estar de escándalo con los langostinos...

    ResponderEliminar
  5. Rosa, pues a mi me encanta el salmón, creo que es que no lo has probado mucho, porque, desde luego, el que has hecho hoy tiene una pinta buenísima !!!
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Ese salmón tiene que estar de chuparse los dedos, que manera más rica de prepararlo Rosa.

    Besines

    ResponderEliminar
  7. Esa bechamel de langostinos tiene que tener un saborazo increible Rosa. ¡Recetón!

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Migue, estaba bien rico este salmón.
      Bss

      Eliminar
  8. Ayer cocine la receta,me quedo estupenda.La bechamel está deliciosa y le da un toque especial al salmón,con cualquier pescado le va ideal. También estoy pensando que esa bechamel añadiendo más gambitas y troceandolas sería ideal para un relleno de pimientos del piquillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara Rafa, buena idea lo del relleno para pimientos, le va fenomenal.
      Bss

      Eliminar

Tus comentarios alimentan mi blog, muchas gracias por dedicarme tu tiempo.
Si quieres hacer cualquier consulta, estaré encantada de responderte.
Besos,
Rosa.