Leche frita sin lactosa

Un dulce tradicional, en mi casa la hemos comido toda la vida el viernes santo junto con el potaje de bacalao y el arroz con leche.







Ingredientes


1 litro y cuarto de leche sin lactosa (o vegetal)
200 gr de azúcar (o xilitol de abedul)
120 gr de Maicena
4 yemas de huevo
1 rama de canela
1 cáscara de naranja
1 cáscara de limón
1 huevo
azúcar y canela para rebozar (para dietas sin azúcar, rebozar con una mezcla de xilitol y canela)
aceite de girasol
harina (puede ser sin gluten)


Cómo hacer leche frita


Ponemos en una cazuela al fuego la leche con la cáscara de limón, la cáscara de naranja y la rama de canela. Cuando empiece a hervir, apartamos del fuego.
Batimos las yemas con el azúcar y la Maicena en un bol y añadimos la leche colada poco a poco. Mezclamos bien con unas varillas.

Volvemos a poner a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese.

Vertemos esta crema en una bandeja rectangular honda para que las porciones nos queden gorditas.

Dejamos enfriar y metemos en la nevera un par de horas.

Pasado este tiempo, cortamos porciones rectangulares con un cuchillo, o también podemos utilizar cortadores con la forma que más nos guste.

Pasamos las porciones por harina y huevo batido y freímos en abundante aceite de girasol caliente.

Después de dejar que empapen el aceite sobre papel de cocina, rebozamos, aún calientes, en una mezcla de azúcar y canela.

La leche frita está más buena si pasan unas horas antes de consumirla, ya que el azúcar del rebozado va formando un almíbar.
Fuente: El toque de Samantha.


Hasta pronto,
Rosa.