Salsa de tomates asados | Cómo hacerla y conservarla

Salsa de tomates asados, cómo hacerla y conservarla.

En verano el tomate es una de las verduras estrella, están en su mejor momento y con él podemos preparar delicias como este gazpacho andaluz de mi madre, un salmorejo del que pronto os pondré receta o una salsa de tomates asados como la que os comparto hoy.

La salsa de tomate es un básico en la cocina, nunca falta en ninguna casa y se utiliza para acompañar carnes, pescados, huevos e incluso arroces. Pero la salsa de tomates asados que os traigo hoy, es un boom de sabor, simplemente espectacular.

Para hacer esta salsa de tomates asados hay que encender el horno, pero yo lo que hago es preparar dos bandejas y envasar varios botes para gastarlos más adelante, conforme los voy necesitando. Ya sabéis que utilizo la técnica del vacío y los fines de semana suelo preparar caldos, purés y algún que otro potaje.
 
Si queréis saber cómo hacer y consevar la salsa de tomates asados, aquí os dejo el vídeo con el paso a paso y también el enlace al post donde explico con más detalle la técnica del envasado fácil y económico.
 

 

Ingredientes


1,5 kg de tomates en rama

1 cebolla

2 dientes de ajo

orégano, albahaca

pimienta, sal

aceite de oliva vírgen extra

1 cucharadita de miel o melaza de arroz

 

Cómo se hace

 

- Encendemos el horno a 180º C, con ventilador y calor arriba y abajo.

- Lavamos muy bien los tomates porque vamos a utilizar la piel. Los partimos por la mitad y los colocamos boca arriba en una bandeja para horno. Encima la cebolla cortada en juliana y los ajos con un corte en medio.

- Espolvoreamos con orégano, albahaca, pimienta y sal. Un chorreón de aceite de oliva y una cucharadita de miel o melaza de arroz para contrarestar la acidez del tomate.

- Horneamos durante 60 mn.

- Pasado este tiempo, sacamos la bandeja y pasamos todo a un robot o lo trituramos con una batidora potente. A mi me gusta la textura un poco rústica, pero si queréis que quede muy fina, la podéis pasar por el pasapurés.

- Si la vamos a envasar, nada más triturar y aún caliente, pasamos la salsa a los botes de cristal. Ponemos la tapa y les damos la vuelta del revés. Esperamos a que estén bien fríos y ya podemos ponerlos derechos y guardarlos durante 2 ó 3 semanas. Para que nos duren más tiempo, tendremos que hervirlos al baño maría durante 10 minutos.Salsa de tomates asados, cómo hacerla y conservarla.

Salsa de tomates asados, cómo hacerla y conservarla.

Hasta pronto, un abrazo.

Rosa.

1 comentarios:

  1. Que bonito color tiene tu salsa, mmmm! Ya me imagino el sabor! Yo tambien uso salsas caseras siempre que puedo, las prefiero mil veces a las compradas, no tiene comparacion.
    Besos

    ResponderEliminar

La comida alimenta el cuerpo, el postre el alma y tus comentarios este blog. Si tienes algo que preguntarme, estaré encantada de responderte.
Rosa.